El Puerto Deportivo de Tarragona es la joya más preciada entre todos los puertos de este tipo que se localizan a lo largo de la costa mediterránea. Se destaca por la variedad de sus servicios de primerísima calidad, ambiente acogedor, instalaciones modernas  y su clima envidiable con un sol que al caer la tarde colorea la ciudad y el puerto con tonalidades de ensueño.

El litoral tarraconense muestra al visitante todas las maravillas de su flora y fauna costera y sus cristalinas y agradables aguas movidas por vientos apacibles todas las temporadas y que convierten a estas aguas en un excelente sitio para la navegación y los deportes náuticos.

Todas las instalaciones y el personal que labora en el  puerto tienen como prioridad lograr satisfacer todas las expectativas y exigencias de los clientes, no solo en cumplir a cabalidad con todas los requerimientos técnicos, sino también los particulares y específicos de aquellos usuarios que  viven en sus embarcaciones y tienen largas estadías en las dársenas.

El usuario del puerto deportivo, además de las facilidades que este le brinda para la navegación, podrá disfrutar de excelentes propuestas culturales y turísticas de la ciudad como visitas a ruinas romanas, museos, clubes de golf, las zonas comerciales, de la bella naturaleza de una ciudad que es un mirador natural al Mediterráneo, los restaurantes con la excelentes propuestas culinarias de la región, los parques acuáticos con un sinnúmero de actividades para todos los gustos, y disfrutar de la atractiva vida de Tarragona en la noche.

Los yates y otras embarcaciones flotarán a la custodia de antigua Tarraco, ciudad fundada por los romanos en el 218  a.C. en un puerto que cuenta con 442 capacidades para amarre de embarcaciones con una eslora máxima de 20 metros y un calado de 6 metros.

Otras facilidades del puerto son el contar con aparcamiento propio y acceso a las principales vías de comunicación regional por carretera y ferrocarril.

Tarifas de pernocta

El puerto ofrece precios muy atractivos para los usuarios con embarcaciones entre 6 y 20 metros de eslora y una manga de 2 a 5 metros.

Las tarifas para un día en temporada baja oscilan entre 9.00 y 30.00 €, en temporada alta de 17.00 a 49.00 €.

Mensualmente la estadía tiene un costo entre 200.00 y 1000.00 € en la temporada de baja afluencia de clientes, y entre 270.00 y 1687.00 € en la alta.

Las tarifas anuales fluctúan entre los 2149.00  y 8706.00 €.